Principios del Crédito Educativo.

  • Fe y credibilidad en la persona.

Al otorgar crédito educativo se reconoce el valor de las personas, y se cree en el potencial del beneficiario sujeto de su propio devenir, a la vez que se confía en su capacidad de progreso y de realización personal y social.

  • Reconocimiento al mérito personal.

El beneficiario de un crédito educativo debe demostrar un buen desempeño académico a lo largo del periodo de estudio. Ello justifica la inversión social que se efectúa en el beneficiario de dicho crédito.

  • Equidad

Al beneficiar a los más necesitados económicamente se posibilita la formación de aquellos que, de otra forma, perderían la oportunidad de superarse, desarrollar su talento y aportar al crecimiento integral del país.  Así, el crédito educativo contribuye a democratizar el acceso a la educación.

  • Solidaridad intergeneracional

El estudiante beneficiado con un préstamo adquiere el compromiso de reintegrar el dinero recibido para que en el futuro otros estudiantes lo puedan utilizar y tengan acceso a las mismas oportunidades. Dicho privilegio lo compromete con quienes vienen detrás de él y tienen el mismo derecho a educarse.

  • Compromiso social

Es la contraprestación del profesional que ha sido beneficiado con el crédito educativo para acceder a la educación superior, lo cual implica servir a la comunidad con generosidad. 

  • Equidad geográfica y desarrollo de capacidades locales.

El crédito educativo debe favorecer a todas las comunidades del país, con especial énfasis en las zonas económicamente más deprimidas. Al apoyar el talento humano de todas las regiones se facilita la incorporación de estos recursos al desarrollo y se fomenta el equilibrio armónico entre las zonas menos desarrolladas y las más adelantadas de los países.

  • Pertinencia para el desarrollo del país

El crédito educativo enfatizará el financiamiento de estudios de mayor relevancia para el desarrollo integral del país, propiciando la formación del recurso humano indispensable que requiere la economía nacional.

  • Prioridad de la financiación por calidad

Ante los limitados recursos financieros del crédito educativo, se dará prioridad a las entidades de educación superior y a los programas de probada excelencia académica, según la calificación que brinden los organismos oficiales acreditados para ello.

  • Recuperación de los recursos prestados

Los dineros prestados deben ser recuperados con el fin garantizar la disponibilidad de más recursos para otorgar nuevos créditos en el futuro.

  • Equilibrio financiero y social de las entidades que administran Crédito Educativo.

En la administración de crédito educativo se debe propiciar un equilibrio entre las políticas financieras y sociales para garantizar la sostenibilidad financiera de las instituciones y así mantener su continuidad y cumplir con los compromisos adquiridos con los estudiantes.

  • Favorecer el acceso, la permanencia y graduación del estudiante en el sistema.

En la gestión del crédito educativo se debe favorecer el acceso, la permanencia y la graduación del estudiante dentro del sistema educativo.

Para la reflexión:

¿Hay algún otro principio que usted o su institución consideraría importante y aplicable al crédito educativo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s